Errores más comunes en una entrevista de trabajo remoto

27 de noviembre de 2020 Dejar un comentario

Compartir

No vamos a negar que las entrevistas remotas calman en gran medida nuestros nervios. Ya no tenemos que enfrentarnos a un reclutador laboral cara a cara, ahora hay una pantalla que de cierta forma nos hace sentir protegidos y confiados. Pero aún así, existen ciertos errores que gran cantidad de aplicantes siguen cometiendo día a día al atender una entrevista de trabajo no presencial. Te contamos cuáles son los errores más comunes en las entrevistas de trabajo remotas para puestos de programación ¡Evítalos!

Errores frecuentes en entrevistas de trabajo remotas para programadores

Dar respuestas ambiguas sobre cómo resolviste un problema en tu anterior trabajo

Otro gran error es responder con respuestas muy poco concretas, sin evidencias que respalde. En las entrevistas remotas para puestos de programación, valoran mucho el uso de data para entender cómo pusiste en práctica tus skills.

Por ejemplo, si vas a hablar de un desafío importante que atravesaste en tu carrera, es mejor ejemplificar cómo lo hiciste, qué acciones tomaste para llegar a ese resultado exitoso.

Muchos postulantes se limitan en mencionar el problema que resolvieron sin añadir contexto y todos los pasos que ideaste para resolverlo.

Vale la pena que te tomes un tiempo para recordar cómo tu trabajo tuvo un impacto en ti empresa.

Desde desarrollar un software que ahorró tiempo u optimizó alguna acción. Hasta cómo fuiste mediador entre tus equipos de trabajo o cómo tu presentación y explicación efectiva logro a un cliente comprar el software o servicio de tu antiguo trabajo.

Olvídate de las respuestas abstractas e imprecisas que no le demuestran tus habilidades al reclutador.

Respuestas muy largas que acaparan el tiempo de la entrevista

Todo extremo es malo.

Si en el anterior error mencionamos la falta de explicación de una respuesta, en esta te decimos que es importante mantener tus respuestas breves.

Ojo:breve no significa sin información. solo resaltar los detalles importantes. Piensa en una sinopsis de tu película favorita, te dice mucho de ella sin contarte toda la historia.

Las respuestas largas solo te restan tiempo de responder otras preguntas igual de importantes que te haga el reclutador.

Mientras menos tiempo tengas, menos posibilidades de demostrar con tus respuestas que eres el candidato perfecto.

La idea es que conozca más de tus habilidades. No te autosabotees quitando tu propio tiempo con información de relleno o dando muchas vueltas.

Respuestas inestructuradas que logran hacer perder el hilo

El desorden en tus respuestas puede jugarte en contra al momento de estar en una entrevista remota.

Cuando te enredas, o saltas de una idea a otra sin un orden claro, ocasionas que el reclutador se confunda o pierda el hilo de la idea central de tu respuesta. Si querías detallar cómo lograste manejar un equipo de trabajo difícil, no tiene sentido añadir que conseguiste convencer a tus superiores para que te dieran luz verde a un proyecto.

Tampoco lograrás transmitir tu idea de forma clara si primero inicias por el resultado, después las acciones y luego el contexto.

Todo esta información debe ser jerarquizada y estructurada.

Explica el contexto de tu problema, luego aborda las acciones que realizaste y cierra con broche de oro con los resultados obtenidos ¿Ya ves que es muy sencillo?

Además, recuerda que estás siendo entrevistado por un experto en Recursos Humanos.

En todo momento, este personaje estará analizando la manera en cómo te comunicas, si percibe desorden o falta de claridad en tu manera de comunicar, transmitirás una imagen de alguien débil en comunicación interpersonal.

Responder con frases cliché que el reclutador está harto de oír

«Soy adicto al trabajo «Soy un trabajador orientado al detalle» «Mi único defecto es que soy perfeccionista «Mi mayor defecto es ser perfeccionista’’ ‘’Amo el trabajo en equipo’’

Los reclutadores han pasado por centenas de entrevistas y si hay algo que los tiene cansados son las famosas frases cliché. Ya sabes, esas frases comodín o plantilla que usan muchas personas.

Utilizar clichés solo logra restar originalidad y credibilidad a tus respuestas. En muchas ocasiones también logran que te perciban como alguien falso y poco confiable.

Sé alguien fresco con nuevas cosas para aportar a tu posición. Libérate de todas esas frases cliché que a menudo has leído en Internet. Invierte tiempo en preparar tus respuestas sin caer en esas frases comunes que todos usan.

Por otra parte, los clichés también caen en el círculo de respuestas genéricas sin data de soporte. En lugar de decirle al reclutador que eres ‘’un solucionador de problemas’’ cuéntale cómo pusiste en práctica esa cualidad tuya con ejemplos reales.

No profundizar en la investigación de clima cultural de la empresa

Casi todas las preguntas de cultural fit inician con ‘’ por qué quieres trabajar con nosotros? Esta pregunta es tu oportunidad para mostrar tus habilidades y experiencia y cómo estas coinciden con los objetivos de la empresa. Recuerda que en entrevistas remotas, sobre todo en puestos tech en el extranjero, los reclutadores valoran el interés que le pongan los aplicantes al ‘’mantra’’ o valores que identifican a la compañía.

Nuestro mejor consejo es: no llegues a la entrevista con información superficial obtenida de su página de About Us. Tomate el tiempo de investigar las creencias, valores, y la cultura, qué cambios buscan ofrecerle al mundo con sus productos o servicios de la empresa a la que postules.

Mientras más sepas, más podrás sentirte parte de ella y demostrarte ese sentimiento de pertenencia en tus respuestas de cultural fit.

No ser auténtico

Cuando no somos  auténtico en una entrevista, tarde o temprano se cae el telón. Y los únicos perjudicados somos nosotros.

Por un lado, defraudamos a nuestros superiores cuando misteriosamente no podemos poner en práctica una habilidad de la que tanto presumimos en la entrevista remota. No solo podríamos ser despedidos, sino también tu reputación está en juego y hacerte perder futuras propuestas de trabajo. Nunca sabes si tu antiguo empleador tiene contactos con otros de tu rubro.

Por el otro, puede que termines en un puesto que realmente no sintoniza contigo y acabes trabajando en algo que no esté alineado a tu perfil profesional ni expectativas.

Es preferible resolver las preguntas que te realice el entrevistador con transparencia y veracidad, sobre todo en aquellas vinculadas a tu experiencia y habilidades. Deja la actuación a los actores, y preocúpate por ser un aplicante de programación auténtico y honesto en tus entrevistas laborales remotas.

Categorías:Archivado en:Bolsas de trabajo
Andi

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *